La deuda real en circulación superó los 2 billones a cierre del primer semestre

Deuda

El día que vaya venciendo esa deuda se empezará a retirar masa monetaria en circulación y habrá restricciones de liquidez

Desde hace unos meses, el Banco de España decidió que iba a publicar oficialmente los datos de los pasivos en circulación de todas las administraciones públicas.

Esto significa, ni más ni menos, que íbamos a poder saber cuánto de verdad hay en deuda emitida por todas las Administraciones públicas, pero no siguiendo la metodología impuesta por la Unión Europea, que es la del Protocolo de Déficit Excesivo que obliga a netear la deuda entre administraciones.

Por lo tanto, aunque sabíamos mes a mes la deuda PDE, no era sencillo conseguir la deuda en circulación de nuestro país, salvo cuando la publicaba el Banco de España. Ahora ya sabemos que trimestralmente la publicará e iremos viendo cómo evoluciona dicha deuda total.

La decisión de implantar el sistema de control por el procedimiento del Protocolo de Déficit Excesivo, que data del 9 de mayo de 2008, con la aparición del artículo 126 del Tratado de funcionamiento de la Unión Europea, a partir de este momento, todos los países miembros y todas las incorporaciones siguen este mecanismo de control.

Para mí ha sido una sorpresa conocer que la deuda total de la Seguridad Social es de 136.773 millones y no 106.174 que es la que conocemos como deuda PDE. Pero como estos datos son los grandes desconocidos del público, voy a ponerlos encima de la mesa y además voy a aprovechar a comparar que ha pasado desde que llegó Pedro Sánchez a la Moncloa.

Así teneos que al cierre de 2017, la deuda total era de 1,656 billones de euros, donde la Administración Central tenía 1,251 billones, las Comunidades Autónomas 315.000 millones, las Corporaciones Locales (Ayuntamientos, Diputaciones y Cabildos) tenían 48.000 millones y la Seguridad Social 43.000 millones.

Pasados cinco años y medio, las cosas han ido a mucho peor. La Administración Central ha necesitado 223.000 millones más, la Seguridad Social 94.000 millones adicionales, las Comunidades Autónomas han seguido a su aire y han necesitado 50.000 millones, mientras que los únicos sensatos han sido las Corporaciones Locales, que aprendieron de la crisis del 2008 a 2013 y solo se han endeudado en 6.000 millones.

Así, al cierre del primer semestre de 2023, la Administración Central tiene ya circulando 1,474 billones de euros a los que hay que añadir 137.000 millones de la Seguridad Social. Las Comunidades tienen circulando 364.000 millones y Las Corporaciones Locales 54.000 millones.

Así tenemos que estas últimas solo representan el 2,7 % del total de la deuda, las CC.AA. el 18 % y la Administración General del Estado (Administración Central más la Seguridad Social) se llevan el 79,3 % del total de la deuda y entre todas ya han pasado a suma 2,029 billones de euros, cifra que se alcanza por primera vez en la historia de España en el cierre de semestre.

La cifra es tremendamente preocupante porque esta deuda si la calculásemos sobre el PIB nominal que se está usando para el cálculo de la deuda PDE nos daría que tenemos un 142 % de deuda sobre el PIB.

Nuestros gobernantes a veces parecen seres amorfos, como si la deuda que generan nunca fuese con ellos y que aceptan de forma natural y sencilla que la deuda es casi un mal necesario y que si no te endeudas no eres un buen gestor.

Cuando la realidad es justo lo contrario. El problema es que el 90 % o más de nuestros políticos jamás ha tenido una cuenta de pérdidas y ganancias de una empresa y mucho menos un balance y no son conscientes, que en una empresa si para pagar los gastos todos los meses tienes que pedir dinero prestado, al poco tiempo vas a tener que cerrar la empresa porque nadie te va a prestar.

Que hoy no haya problemas con la deuda, es una auténtica suerte para los países, pero todo viene dado porque los Bancos Centrales tienen mucha deuda de los países en sus balances y, por lo tanto, los mercados no se han visto asfixiados por la obligación de tener que tomar toda la deuda que se ha emitido entre 2020 y 2022 y que obligó a la BCE a darle a la máquina de imprimir euros hasta los 3,3 billones de euros.

El día que vaya venciendo esa deuda, y el BCE no la renueve sino que exija la devolución de la misma, se empezará a retirar masa monetaria en circulación y habrá restricciones de liquidez, ese será el momento de la verdad y veremos lo que pasa en los mercados.

Y solo para el que no lo sepa, el BCE ha retirado ya casi 200.000 millones de la circulación y poco a poco, pero cada mes un poco, el BCE está reduciendo la Masa monetaria. Así que el que avisa no es traidor, la deuda que tenemos es insoportable, la refinanciación y la nueva deuda ya nos van a provocar una subida de intereses para el 2024 de no menos de 6.000 millones de euros y cuando esto se vea en los mercados, nuestra prima de riesgo puede dar un salto espectacular.

El gran problema es que no hay nadie trabajando en este problema y además es que no se le espera y el problema terminará explotando, sí o sí.

La deuda de las comunidades autónomas con el Estado creció un 40% en la última década

La deuda pública que tienen las comunidades autónomas con el Estado ha aumentado un 40,5% en la última década, pasando de ser un 18% en el año 2012 a situarse en el 58,6% en el cierre de 2022. En este contexto, Cataluña se coloca como la comunidad más endeudada con la Administración central en pleno debate sobre su condonación tras el acuerdo entre PSOE y ERC que perdonará hasta un 20% de deuda.

Así se recoge en el Informe de las Comunidades Autónomas, un estudio elaborado por el Observatorio de Derecho Público de Barcelona que analiza la gestión de los gobiernos regionales y que publica la evolución de la deuda de las comunidades con el Estado desde el año 2012. En este contexto, el estudio recoge estos datos del Banco de España y sitúa a 2012 como el año que menos volumen de endeudamiento tenían las comunidades autónomas con el Estado en la última década, con un 18,1%.

Sin embargo, a partir de esa fecha se fue produciendo un aumento progresivo del porcentaje de deuda pública con el Estado situando los años 2018 y 2019 -ya con Pedro Sánchez en La Moncloa- con las peores cifras, un 61,1% de endeudamiento. Posteriormente se ha ido produciendo un leve descenso hasta situarse en un 58,6% volumen de deuda en 2022.

Según se recoge en el estudio, esta prolongación de la deuda «distorsiona» el comportamiento de las CCAA y promueve la negociación por parte de las comunidades con el Ejecutivo central. La deuda deja de tratarse como una mera relación económica y pasa a ser un condicionante para las negociaciones. Lo que explican es que las comunidades autónomas tienen incentivos para renegociar los pagos, «pues tienen una razonable expectativa de mayor flexibilidad por parte del Gobierno central».

«Además, todas las posibles renegociaciones de deuda se tratan no como una mera relación económica entre acreedor y deudor, sino que pasan a ser relevantes otros condicionantes como las presiones políticas y las tensiones de las relaciones intergubernamentales», recalcan.

En cualquier caso, durante el año 2022 las comunidades autónomas con mayor endeudamiento fueron Cataluña, con más de 80.000 millones de euros, y de la Comunidad Valenciana, con más de 50.000 millones, seguidas de Andalucía y Madrid.

Condonación de la deuda catalana

Estas cifras saltan a la luz en pleno debate por la condonación de la deuda a Cataluña incluida en el acuerdo de investidura entre el PSOE y ERC en el que se hacía referencia a que el Estado asumiría hasta el 20%, unos 15.000 millones, de la deuda que tiene Cataluña con la Administración Central, más 1.300 millones de ahorro de intereses.

Algo que ha levantado críticas entre algunos líderes autonómicos por negociar esta condonación de deuda de manera bilateral, aunque el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, garantizó que esta medida será aplicable a todas las comunidades, independientemente de que estén o no acogidas al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

The Objective, El Debate

Deja un comentario