BdE: El peor escenario del Covid-19 convierte España en un país tercermundista

Población española recogiendo comida de la basura

Plantean la posibilidad de que el confinamiento dure cuatro semanas más desde el 9 de mayo, lo que hundiría el PIB cuatro puntos porcentuales más de lo esperado.

El Banco de España ha publicado un informe preliminar en el que analiza la repercusión de la pandemia del coronavirus en la economía española en 2020 y 2021. De los tres escenarios planteados, el más negativo contempla que el confinamiento se alargue hasta el 6 de junio, lo que hundiría el Producto Interior Bruto (PIB) un 13% este año.

“Se desarrollan un conjunto de escenarios para la economía española que toman en consideración distintos supuestos alternativos acerca de la duración del confinamiento y de la persistencia de la perturbación sufrida (…) Los resultados de los distintos ejercicios apuntan a retrocesos del PIB español en 2020 sin precedentes en la historia reciente”, explica el supervisor, que en un primer informe publicado en marzo no se atrevía a dar cifras de la magnitud de la crisis.

En este análisis, el Banco de España explica que si el confinamiento se levanta el próximo 9 de mayo -como está anunciado oficialmente- y se produce una normalización casi completa de forma inmediata -algo muy poco probable a tenor delo que está ocurriendo en otros países y de la “desescalada progresiva” anunciada por el Gobierno- el PIB cerraría el año con una caída de entre el 6,6% y el 6,8%.

En caso de que el confinamiento se levante ese mismo día, pero la normalización casi completa de la actividad no se consiga hasta después del verano, el PIB caería entre un 8,7% y un 9,5%. En este caso, el supervisor asume que “una cierta proporción de empresas no lograrán evitar que las dificultades de liquidez se transformen en problemas de solvencia”.

Confinamiento hasta el 6 de junio

Aunque los dos primeros escenarios fijan el 9 de mayo como fecha del fin del confinamiento, teniendo en cuenta la experiencia de otros países, el supervisor baraja en el tercero que el periodo de reclutamiento se alargue hasta el 6 de junio, con una duración total de 12 semanas desde que se declaró el Estado de Alarma.

Si esto sucede, la normalización no estará completa hasta fin de año -sobre todo en las ramas ligadas a la hostelería y el ocio- y el PIB perderá entre un 12,4% y un 13,6%. La proporción de empresas cuyos problemas de liquidez deriven en problemas de solvencia será aún mayor.

Paro del 21,7%, déficit de -11% del PIB, pasivos públicos en 2 billones…

El impacto sobre el empleo será dramático en los tres escenarios. El Banco de España pronostica que la tasa de desempleo -que estaba en el 13,78% a cierre de 2019- se disparará hasta el 18,3% en el mejor de los casos y hasta el 21,7% en el peor este año.

Además, aunque en 2021 el PIB se recuperará y volverá a tasas de crecimiento positivas (que podrían ser del 5,5%, 6,1% y 8,5%, en función del escenario), el desempleo no se recuperará y la tasa de paro seguirá en niveles del 17,5%, 19,1% o 19,9%, según el escenario que se cumpla.

El déficit público engordará también acorde al escenario: desde un -7,2% del PIB (unos 89.600 millones de euros de desfase presupuestario), hasta un -11% (un agujero presupuestario de unos 137.000 millones de euros).

Finalmente, el supervisor advierte de que el nivel de deuda pública sobre PIB también se disparará -dado que la deuda se utiliza para financiar ese déficit- y podría ser a cierre de año del 110% del PIB en el mejor de los casos, del 115,3% en un escenario medio, y del 122,3% en el peor de los casos.

Vozpopuli

Deja un comentario