Cepillo vacío

Posted On 2020-04-27 By In Actualidad, Slider With 142 Views

Templos cerrados: Los obispos piden a los sacerdotes parte de su sueldo

La Conferencia Episcopal “invita” por carta a obispos y sacerdotes a entregar una parte de su sueldo o una aportación fija para “ayudar a quienes más sufren la crisis”.

El estado de alarma decretado por el Gobierno ante el Covid-19, que ha llevado al confinamiento, ha mermado las arcas de la Iglesia. Con los templos cerrados no se pasa el cepillo. Por tanto, no hay colectas ni otros ingresos, según reconoce la Conferencia Episcopal (CEE) en la carta dirigida a obispos y sacerdotes en la que les pide que cedan parte de su nómina para “ayudar a quienes más sufren la crisis”.

La Comisión Ejecutiva de la CEE ha remitido una carta a los obispos y sacerdotes en la que les “invita a entregar una parte de su sueldo o una aportación fija durante un tiempo determinado para ayudar a quienes más sufren la crisis económica”. En ella muestra su preocupación por la economía de las diócesis y las parroquias.

Según la Conferencia Episcopal, es “fácil de prever que en el futuro disminuirán los ingresos habituales y la asignación tributaria se resentirá en los próximos ejercicios ante la probable disminución de la recaudación por el IRPF, motivada por la crisis económica que se nos viene encima”. Ante esto, “estamos llamados a convocar a la corresponsabilidad de todos en el sostenimiento de la Iglesia y en la solidaridad con los pobres de cerca y de lejos”. Y esto incluye a los miembros de la propia Iglesia.

Asimismo, llama a asignar la ‘X’ en favor de la Iglesia en la declaración de la Renta y recuerda la existencia del portal www.donoamiiglesia.es, “en el que es posible realizar aportaciones económicas de modo sencillo a las diversas instituciones eclesiales, incluidas las parroquias”.

Dicho esto, se incide en la labor de la Iglesia “singularmente a través de la acción de sus Cáritas parroquiales y diocesanas, la presencia de la vida consagrada en residencias de mayores y servicios sociales, junto con otras muchas iniciativas de instituciones y organizaciones eclesiales; también con la participación de tantos católicos en ONGs y asociaciones civiles”.

El Boletín

Deja un comentario