Conte Merkel

Posted On 2020-05-07 By In Economía, Slider With 56 Views

Las dudas sobre las compras del BCE dejan a Italia al borde del bono basura

La agencia Moody’s revisa el viernes su nota sobre España, actualmente en el último escalón de grado de inversión.

Las dudas que el Constitucional alemán ha sembrado sobre el programa de compra de bonos del Banco Central Europeo (BCE) no podrían llegar en un momento más inoportuno para uno de los países bajo más presión: Italia. Mañana viernes la agencia Moody’s tiene previsto revisar el rating del país, actualmente en el escalón más bajo del grado de inversión, y una rebaja hasta el bono basura podría provocar un quebradero de cabeza sin precedentes tanto para la institución como para el euro mismo.

De las tres agencias principales, Fitch y Moody’s califican a Italia con BBB- (tras la rebaja de la semana pasada) y Baa3, respectivamente, en los escalones más bajos del grado de inversión. S&P está un poco más arriba, en BBB.

Moody’s podría ser la primera

Todos los ojos apuntan ahora a Moody’s. Aunque el mercado considera que es poco probable que la agencia recorte a Italia hasta el bono basura, sí podría situar la perspectiva en negativa, en adelanto a un futuro paso a lo largo del año. Los programas de compras del BCE “fueron una razón clave para que las agencias de calificación adoptaran una visión más indulgente sobre el crédito de Italia”, avisan los analistas de ING en un informe. “Claramente es demasiado pronto para que revisen su decisión, pero ahora no es un buen momento para infundir dudas sobre la capacidad del BCE para llevar a cabo la QE”.

“Es previsible que en los próximos 3 meses veamos cierta volatilidad en los spreads”, señalan por su parte los analistas de Renta 4. Por el momento, las primas de riesgo periféricas han aguantado el envite de las dudas sembradas por el Constitucional alemán. La prima de riesgo italiana se sitúa en el entorno de los 250 puntos respecto a Alemania, mientras que las de España y Portugal están por debajo de los 150.

Una de las razones podría ser qué el mercado todavía no sabe cómo encajar el fallo del Constitucional y las implicaciones que tendría si en tres meses el BCE no justifica a ojos del tribunal germano las compras de bonos.

“En caso de que finalmente el Tribunal Constitucional alemán determinase que el Bundesbank debe inhibirse de hacer compras de bunds (no puede decirle al BCE lo que debe hacer, donde la jurisdicción corre a cargo de la Corte Superior de Justicia que ya ha dicho que el QE es legal si cumple con los límites del Tratado), habría que ver si el hueco que dejase el Bundesbank como comprador de bunds podría ser reemplazado por otro comprador”, señala Renta 4.

El Boletín

Deja un comentario