Las listas de espera en España pueden llegar a los 2 millones

Sanidad listas de espera

Los sindicatos sanitarios exigen un plan de choque contra las listas de espera que resumen con la fórmula “más personal y más camas hospitalarias”.

En paralelo a la pandemia de coronavirus se desarrolla otra crisis sanitaria que también provoca tragedias: el incremento de las listas de espera. Las autonomías esperan los 16.000 millones que les prometió el Gobierno de Pedro Sánchez para acabar con el covid-19 y atacar las listas de espera, pero la mayoría todavía no ha diseñado planes de choque.

Los profesionales advierten que, después o coincidiendo con el covid-19, se avecina un “segundo colapso” por el número creciente de pacientes de otras patologías que esperan desde hace tiempo una intervención quirúrgica, una consulta del especialista o una simple prueba diagnóstica.

La actividad de los quirófanos y de las consultas de especialistas casi se ha suspendido para concentrar los esfuerzos en el coronavirus. Por este motivo, los analistas del Instituto Coordenadas estiman que este “parón” en el tratamiento de otras dolencias triplicará las ya abultadas listas de espera para ser atendido en la sanidad pública. De momento, este centro de estudios es el único que se ha atrevido a lanzar un pronóstico.

El Ministerio de Sanidad no actualiza la estadística oficial desde junio del año pasado. Entonces se registraron cerca de 672.000 pacientes en espera. Si no se actúa a tiempo, podrían alcanzar los 2 millones, según los augurios del Instituto Coordenadas. Cada comunidad sigue patrones diferentes para calcular sus listas y pocas ofrecen datos actualizados.

Todos los sindicatos sanitarios coinciden en la necesidad de un plan de choque contra las listas de espera. Lo resumen con la fórmula “más personal y más camas hospitalarias”. Enfermeras y médicos advierten a las administraciones sanitarias que no hagan como cada verano, cuando recortan plantillas, cierran camas, quirófanos y otros servicios. Cuando todavía no se ha vencido al covid-19 es necesario abordar con urgencia las listas de espera.

Los sindicatos han lanzado sus propuestas, En una carta dirigida al ministro Salvador Illa, las enfermeras de Satse reclama que los quirófanos funcionen al 80-85% de su capacidad hasta drenar las listas. Los facultativos de Médicos de Cataluña también insisten en ampliar los turnos de quirófano y, especialmente, en mantener el número de camas de hospitalización en verano para reducir las intervenciones pendientes.

Por el momento, la mayoría de gobiernos autonómicos todavía no ha elaborado planes de choque para las listas de espera teniendo en cuenta que aún persiste en covid-19. Cualquier plan exige financiación. Y por esto motivo están pendientes de los 16.000 millones de euros que el Gobierno destinará a los sistemas autonómicos de sanidad. La portavoz del ejecutivo, María Jesús Montero, avanzó esta semana en el Congreso que es un fondo “no reembolsable y sin interés”. Con este dinero, las comunidades atacarán las listas de espera, pero aún no saben el importe que les corresponderá. Por el momento, han anunciado escasas medidas.

• MADRID / Isabel Díaz Ayuso se comprometió a renovar hasta diciembre los contratos de los 8.620 sanitarios que contrató la Comunidad de Madrid para hacer frente a la pandemia. Muchos de estos profesionales llegaron desde otras comunidades en el momento más duro. Cuando se redujeron los contagios y se pudo cerrar Ifema, así como los hoteles habilitados como hospitales, se prescindió de una parte del personal al cabo de un mes de llegar a la capital.

Ayuso lanzó el compromiso de contratar este contingente hace unos días en una entrevista en Esradio después de confirmarse que el Gobierno central pondrá 16.000 millones de euros a disposición de las autonomías para atender a sus servicios sanitarios. Madrid será la gran beneficiada, pese a ser la que mas recortó la sanidad pública en los últimos años.

• ANDALUCÍA / El Servicio Andaluz de Salud anunció la contratación de 20.000 profesionales para los dos meses de la campaña de vacaciones de verano. Tan solo son un 10% más en comparación a los 18.190 profesionales contratados el pasado verano. De estos contratados temporales, 1.600 serán médicos y 6.800 personal de enfermería. Los sindicatos advierten que son claramente insuficientes, más aún teniendo en cuenta que se han disparado las listas de espera a causa de la pandemia.

• CATALUNYA / Es de las pocas comunidades que informa mensualmente de la evolución de las listas de espera. A causa del parón en los quirófanos y consultas externas, desde febrero pasado apenas se han derivado pacientes, por lo que no ha aumentado su número, pero si se ha disparado el tiempo de espera en una media de 40 días.

El sindicato Metges de Catalunya indica que que probablemente se verá la magnitud del problema a finales de este año. Advierte que “el iceberg puede ser de unas dimensiones extraordinarias”. Exige que se mantenga el personal y no se cierren camas en verano para actuar sobre la lista. La consejera Alba Vergés aún no ha avanzado los detalles de un plan específico.

• EXTREMADURA / La Junta que preside Guillermo Fernández Vara pospone la aplicación de un plan para reducir las listas de espera a la “normalización” de la pandemia. Así lo expuso la portavoz del gobierno, la socialista Isabel Gil Rosiña, en la asamblea regional a una pregunta de Ciudadanos. La ciudad con la lista de espera más abultada es Cáceres, precisamente la más castigada por el covid-19.

Los sindicatos reclamaron esta semana al gobierno extremeño que renueve el contrato a los cerca de 500 profesionales contratados de urgencia para hacer frente a la pandemia. Aún no han recibido respuesta.

• CASTILLA-LEÓN / La consejera de Sanidad, Verónica Casado, reconoció a finales de abril que cuando la atención sanitaria se normalice, tras el coronavirus, “las listas de espera serán absolutamente terroríficas”. Para volver a la actividad y reducir el volumen de pacientes, se establecerán dos circuitos separados en el sistema hospitalario: uno para los enfermos de covid y otro para el resto de dolencias. Antes de efectuar una operación quirúrgica, se someterá al paciente a una prueba PCR.

Se aplicarán criterios para agilizar las listas aunque sea mediante contactes previos no presenciales o eliminando pruebas prescindibles. Se potenciará la hospitalización a domicilio.

• CASTILLA-LA MANCHA / El gobierno de Emiliano García Page todavía no ha concretado cómo reducirá las listas. Solo para intervenciones quirúrgicas, en marzo esperaban más de 39.000 pacientes. De momento, ha confirmado que a los profesionales que contrataron de urgencia para luchar contra la pandemia se mantendrán en sus puestos como mínimo hasta el 30 de septiembre. Este jueves, el presidente del PP en la región, Francisco Núñez, reclamó un plan de actuación para las listas de espera y medidas sanitarias como condición para cerrar acuerdos con el gobierno de la comunidad.

• COMUNIDAD VALENCIANA / A mediados de febrero, la consejera de la sanidad valenciana, Ana Barceló, presentó el “plan óptima” para reducir el tiempo de espera de las operaciones quirúrgicas no urgentes de los 86 días de media que se registraba en aquel momento a 70. El plan se fue al traste. Con los quirófanos y las consultas externas semicerradas por la pandemia de coronavirus, se supone que se ha disparado el número de pacientes y el tiempo de espera de las listas aunque no se han facilitado datos oficiales.

Ante esta situación, el gobierno de Ximo Puig prepara un plan “escalonado” para volver a la actividad. Lo primero ha sido poner en marcha la cirugía ambulatoria que no requiere hospitalización y, después, la que necesita cortos ingresos.

• ARAGÓN / Sira Repollés tomó posesión este jueves como nueva consejera de la sanidad aragonesa en sustitución de Pilar Ventura, que dimitió por las protestas de los sanitarios. Entre otras declaraciones, Ventura dijo que las enfermeras confeccionaban batas de protección con bolsas de basura porque eso las “estimula”. En las Cortes de Aragón, indicó a preguntas del PP que era “absolutamente imposible” concretar medidas para reducir las listas de espera mientras durase la pandemia. Su sucesora se estrenó con la promesa de reducir las listas, aunque sin un plan de medidas concreto.

• PAÍS VASCO / La comunidad con menos pacientes en las listas de espera, junto a Navarra, fue de las primeras en llamar a pacientes para consultas externas y cirugías programadas. Osakidetza reanudó la actividad con los pacientes pendientes a mediados de abril, cuando descendieron los contagios. Empezaron con los casos urgentes y, en una segunda fase, vendrá el resto. Por cierto, los sanitarios vascos son los mejor pagados.

ED

Deja un comentario