Solo 205.000 turistas llegaron a España entre los meses de abril y junio frente a los 24 millones del 2019

Cerrado Covid-19

Según la patronal de los hosteleros los Ingresos por turismo de los extranjeros entre abril y mayo fueron nulos, dejando de ingrese 11.800 millones de euros.

El sector hostelero y del turismo pasan por su peor momentocomo consecuencia de la crisis del coronavirus. Según el Observatorio de la Hostelería que realiza trimestralmente Hostelería de España, solo 205.000 turistas llegaron a España entre los meses de abril y junio frente a los 24 millones del 2019.

Las cifras alcanzadas en el segundo trimestre de 2020, durante los meses de cierre y de menor actividad de la crisis, ha provocado un fuerte impacto en la facturación y el empleo, y una actividad turística, que ha sido prácticamente nula.

Según Hostelería de España, organización que representa a los restaurantes, bares, cafeterías y pubs de nuestro país, entre los meses de abril y junio estuvieron empleados en el sector 400.000 trabajadores menos que en los mismos meses del año anterior, 1,4 millones frente a 1,8 millones, según los datos de la EPA. De ellos, además, más de 900 mil estaban acogidos a un ERTE por fuerza mayor en abril, cerca de esa cifra en mayo, y todavía en junio se mantenían casi un 40% (557.254).

Además, a 31 de julio todavía se mantenían un 20% de ellos en ERTE, cerca de 342 mil trabajadores.

El impacto se ve reflejado en la facturación de los establecimientos hosteleros que entre enero y mayo supuso un 50,5% menos que el año anterior, con las mayores caídas en los meses de abril y mayo, de un 94,4% y 87,1%, respectivamente.

El turismo en los meses de abril y mayo fue nulo, y en junio con el levantamiento parcial de las restricciones de movilidad tuvo un ligero avance, por lo que en el segundo trimestre el número de turistas que visitaron España no llegó a las 205.000 personas, frente a los 24 millones de turistas que se recibieron en los mismos meses de 2019. Como consecuencia de la actividad nula del turismo en los meses de abril y mayo, se dejaron de recibir al menos 11.800 millones de euros que se alcanzaron en los mismos meses de un año atrás.

Como consecuencia del parón en la actividad turística, los datos de ocupación en el alojamiento turístico también contrastan con los registrados un año atrás, con 4,3 millones de pernoctaciones entre los meses de abril y junio, frente a los cerca de 127 millones que se alcanzaron en 2019. En concreto, en los hoteles se registraron 2,1 millones de pernoctaciones y en el resto de alojamiento 2,3 millones, frente a los 96 millones y cerca de 31 millones, respectivamente, del año anterior.

Con este balance en los meses más afectados por la crisis, y con la evolución de los rebrotes que están teniendo lugar en los últimos días, las previsiones del conjunto del año arrojan cifras nada positivas, con pérdidas de 65.000 negocios hosteleros que pueden ascender a 85.000 en el peor de los escenarios, y entre 900.000 y 1,1 millones de empleos menos, entre directos e indirectos. Asimismo, la facturación podría suponer descender por encima del 50%, con pérdidas de hasta 67.000 millones de euros.

Además, las perspectivas de recuperación no son muy optimistas, con un 46% de los empresarios que la sitúan en 2022 y cerca de un 40% que creen que habrá que esperar más, según la última encuesta realizada por Hostelería de España a los empresarios hosteleros.

Ante este panorama, “necesitamos que las administraciones se comuniquen con nosotros de manera fluida para poder organizar nuestra actividad y que el Gobierno tome todas las medidas de acompañamiento necesarias que siguen pendientes para que el sector pueda subsistir”, indica José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España.

Solo 205.000 turistas llegaron a España entre los meses de abril y junio frente a los 24 millones del 2019

Deja un comentario