Canal Sur paga a Bertín Osborne con 11 millones del fondo de emergencia Covid-19

Bertín Osborne

La dirección del ente público defiende que era necesario por el desplome de ingresos publicitarios por la pandemia mientras que el PSOE denuncia una mala gestión de recursos.

El Gobierno andaluz aprobó un Fondo de Emergencia Social y Economía (FESE) covid19 que dotó con 700 millones de euros que reunió de partidas presupuestarias y ajustes en todas las consejerías para afrontar la pandemia. De ese fondo, que principalmente iba a pagar la factura sanitaria y social de la pandemia, 11 millones de euros se destinaron a la Radio Televisión Pública de Andalucía (RTVA).

El PSOE recriminó en el Parlamento andaluz al director general de la RTVA, Juande Mellado, que ese dinero haya salido del fondo covid. El diputado socialista Francisco Conejo achacó el desfase presupuestario en la cadena autonómica a “sueldos millonarios de sus directivos” y a una mala gestión de los recursos, poniendo el foco en la contratación externa de productoras y en programas como el que protagoniza Bertín Osborne.

Nadie en la Cámara autonómica explicó por qué ese dinero extra para equilibrar las cuentas de Canal Sur, que recibió transferencias por 140,9 millones de euros con cargo al Presupuesto de 2020, sale de ese fondo covid, que se aprobó bajo las premisas de “reactivar la economía y paliar los efectos económicos y sociales de la pandemia”.

Caída de la publicidad

El director general de la RTVA apuntó a la caída de ingresos publicitarios por la crisis como el principal motivo del desequilibrio en las cuentas. Canal Sur previó ingresos publicitarios por valor de 14,9 millones de euros e ingresó 8,3. El desfase sería de 6,5 millones de euros aunque la transferencia extraordinaria es de 11 millones. Mellado defendió que se han aprobado nuevas contrataciones en la cadena (29 nuevos contratos) y que se ha atendido la demanda urgente de los sindicatos y trabajadores de renovación tecnológica de Canal Sur, fundamental para poder competir, con un total de 3,5 millones de euros.

El máximo responsable de Canal Sur aseguró que el actual organigrama directivo del ente público, que ha pasado de 29 a 27 directivos, es el “más barato” y cuenta con la partida más baja “en la historia” de la cadena. Negó además Mellado que existan contratos desorbitados a productoras. Antes, defendió, eran cuatro productoras las que acaparaban la parrilla y ahora se han diversificado los contratos con distintas empresas, hasta siete. Además defendió la necesidad de mantener empleo en un sector audiovisual que está entre los más castigados por la crisis económica y entre los que más empleo se destruye.

El programa de Bertín

Mellado dio detalles sobre uno de los programas estrella de la nueva temporada, donde el PSOE puso el foco, ‘El show de Bertín’, conducido por Bertín Osborne y producido por Proamagna. El responsable del ente público explicó que se abona a la productora un total de 763.385 euros por una temporada de 13 programas, frente a los 1,1 millones de euros que señaló la oposición. Una parte del coste de programa lo asume Canal Sur, explicó Mellado, con recursos propios.

Las transferencias extraordinarias a Canal Sur para equilibrar sus cuentas no son una novedad. Se han aprobado en los últimos años de forma habitual. El récord se dio en 2018, cuando el entonces gobierno socialista inyectó 28 millones de euros en el ente público, que contó ese año con un presupuesto público de 164,4 millones de euros, muy por encima del actual. “¿Cómo calificaría la gestión de los anteriores directivos de la cadena?”, preguntó en varias ocasiones el director general de la RTVA al diputado socialista que le interpeló.

La memoria justificativa del expediente de modificación presupuestaria, que habilita esa inyección extra de 11 millones de euros para Canal Sur, achaca el desequilibrio presupuestario a la crisis sanitaria del covid, por la caída de ingresos comerciales. Se han caído contratos que estaban confirmados, señala el expediente, por la suspensión de desfiles procesionales de Semana Santa y otros eventos suspendidos por el estado de alarma. Se señala también “un incremento del coste de la partida de aprovisionamiento por el reforzamiento de la parrilla televisiva” y la adquisición de equipos informáticos para el teletrabajo.

El Confidencial

Más información:

Deja un comentario