Facebook contrata al ex oficial de prensa de la OTAN como su “jefe de inteligencia”

Facebook - Ben Nimmo

Ben Nimmo, exoficial de prensa de la OTAN y actual miembro principal del Atlantic Council, anunció que Facebook lo contrató para “liderar la estrategia global de inteligencia de amenazas contra operaciones de influencia y amenazas emergentes”. Nimmo nombró específicamente a Rusia, Irán y China como peligros potenciales para la plataforma.

Su anuncio fue recibido con alegría por varios funcionarios de la OTAN, pero otros no lo recibieron con tanto entusiasmo. «Más censura en camino cuando el ex oficial de prensa de la OTAN se convirtió en «investigador» financiado por el Pentágono, que etiquetó a personas reales como bots rusos y vendió desinformación para vincular a Jeremy Corbyn con medidas activas rusas que se trasladan a la gran tecnología«, respondió el periodista de investigación Max Blumenthal.

El pasado cuestionable de Nimmo sin duda plantea dudas sobre si un funcionario de este tipo, que tendrá influencia en lo que 2.800 millones de usuarios de Facebook ven en sus muros en todo el mundo, es un paso tan positivo para el intercambio de información libre y abierto.

«Agentes de desinformación»

Por ejemplo, en 2019, el líder del Partido Laborista del Reino Unido, Jeremy Corbyn, reveló documentos secretos del Partido Conservador que mostraban las negociaciones que el gobierno conservador tenía con los Estados Unidos sobre la privatización del Servicio Nacional de Salud (NHS). A solo unos días de las elecciones generales, el escándalo podría haber derrocado al gobierno y haber llevado al poder al partido de Corbyn.

Los medios corporativos se aceleraron para darle vueltas a las noticias, y Nimmo fue una parte clave de esto, anunciando inmediatamente, sin evidencia, que los documentos eran parte de una «maniobra rusa». Su conjetura permitió establecer «los vínculos de Corbyn con Rusia» en lugar de señalar la negociación de un partido con una potencia extranjera, algo prohibido y penalizado como alta traición en los códigos penales de todos los Estados. El trabajo de Nimmo ayudó a los conservadores a una victoria electoral y mandó a Corbyn a la basura.

Golpe de Estado contra Corbyn

Esto fue un alivio para la OTAN, que había calificado a Corbyn como el «Caballo de Troya del Kremlin», es decir, alguien que impulsaba la agenda de Moscú en el extranjero. Un general del ejército británico tenía una opinión similar, afirmando que si Corbyn ganaba las elecciones, los militares responderían. El secretario de Estado Mike Pompeo también dijo que el gobierno de Estados Unidos estaba «haciendo todo lo posible» para evitar que Corbyn ganara en el Reino Unido.

Nimmo ha sido un etiquetador compulsivo de «bots rusos». En 2018, una investigación a su cargo identificó a un usuario de Twitter, @Ian56789, como un «troll del Kremlin«. En realidad, el usuario, Ian Shilling, era un jubilado británico, como Sky News pudo confirmar fácilmente, entrevistándolo al aire y preguntándole si en realidad era un robot ruso o no. A pesar de ser claramente un ser humano de carne y hueso, la cuenta de Shilling se eliminó igualmente.

En el pasado, Nimmo también ha insistido en que Ruslana Boshirova era un robot ruso influyente. En realidad, es una concertista de piano conocida internacionalmente, como habría mostrado una búsqueda en Google. Este tipo de comportamiento no augura nada nuevo para quienes critican la política exterior del bloque occidental, que se han enfrentado a un constante acoso, suspensión o prohibiciones absolutas de las redes sociales.

MPR21

Deja un comentario