Alarma en el mercado laboral: la recuperación no llegará a los parados de larga duración

Cola de parados en el INEM

Europa se aproxima al primer aniversario desde el inicio de la pandemia esperanzada en que el proceso de vacunación coja velocidad y permita despegar la recuperación económica. Una sombra se cierne, no obstante, sobre esta recuperación: que se produzca ‘sin empleo’. De acuerdo con un informe de Allianz Research el desempleo de larga duración podría dispararse hasta un 38% en el Viejo Continente.

Los esquemas de retención de empleo [como los ERTE en España] han ayudado a salvar más de 25 millones de empleos en las cuatro grandes economías europeas (Alemania, Francia, Italia y España). Sin embargo, 13,7 millones de trabajadores desempleados “se han quedado en gran medida fuera del empleo”, señalan los expertos de la aseguradora alemana. “Dada una descongelación gradual en el mejor de los casos de los mercados laborales de la eurozona durante el próximo año, así como las perspectivas de una recuperación sin empleo, vemos un mayor riesgo de que el shock cíclico del mercado laboral se vuelva estructural, y el desempleo se estabilice en un nivel elevado”.

Dificultad para volver al mercado

Allianz espera que el desempleo de larga duración aumente un 38% en 2021. “La gran mayoría de los trabajadores que perdieron sus trabajos en el primer semestre de 2020, o que ya estaban desempleados antes, tendrán dificultades volver al empleo en los próximos 12 meses”, explica el servicio de análisis.

“Al fin y al cabo, cuando la recuperación económica de la eurozona comience a desarrollarse a partir del segundo trimestre de 2021, las empresas darán prioridad a la reabsorción de los trabajadores despedidos (aumentando su jornada laboral) frente a la contratación de otros nuevos. Dado que es poco probable que la contratación generalizada despegue antes de 2022, las perspectivas de reempleo para los que buscan un puesto de trabajo siguen siendo escasas”.

Los autores cuentan un total de 13,7 millones de personas en esta situación a diciembre de 2020, de los cuales 1,8 millones se han incorporado desde febrero, y sin contar con los “parados ocultos”, es decir, los trabajadores que han abandonado la población activa.

“En consecuencia, esperamos que el desempleo de larga duración aumente un 38% por encima de los niveles pre-covid en 2021, pasando de un mínimo estimado anterior a la crisis de 4,8 millones de personas en el primer trimestre de 2020 a 6,6 millones en el tercer trimestre de 2021, antes de estabilizarse ligeramente en el cuarto trimestre de 2021 en los 6,5 millones”.

Recuperación económica sin empleo

Para Allianz uno de los mayores riesgos es lo que denomina “recuperación sin empleo”, que ya estaría produciéndose en otros mercados. “Los vientos estructurales pueden complicar aún más las perspectivas de reempleo, incluso después de que se descongelen los mercados laborales, ya que la pandemia ha forzado la digitalización en Europa”. “La crisis del Covid-19 ha acelerado los cambios estructurales en la economía, que a su vez probablemente alimenten el desajuste entre los trabajadores y los perfiles laborales”, advierten los autores.

Allianz - Desempleo larga duración

“Lo que en un principio parecía una destrucción de empleo cíclica en la eurozona puede convertirse en un problema estructural, con repercusiones negativas en las perspectivas de reempleo de los trabajadores desempleados, además de provocar el aumento de los ‘empleos zombis’”, concluye Allianz.

El Boletín

Allianz Long Term Unemployment

Deja un comentario