Draghi sustituye a los políticos por profesionales en las empresas públicas

Mario Draghi

El Gobierno coloca al frente de la ‘Sepi italiana’ a un vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones en contraste con los nombramientos en España.

A la misma hora del pasado jueves en que se formalizaba la rebelión en el consejo de administración de Indra contra la injerencia del Gobierno español en su gestión para nombrar nuevo presidente, el Ministerio de Economía de Italia anunció un relevo profesional en el gran holding financiero público del país.

El Gobierno de Mario Draghi está procediendo al relevo de directivos politizados por profesionales en empresas controladas por el Estado en dirección contraria a la que viene impulsando el Ejecutivo de Pedro Sánchez. El pasado jueves el Ministerio nombró a Dario Scannapieco como nuevo presidente de la Cassa Depositi e Prestiti (CDP), el gran holding financiero público, que equivaldría en España a una cierta combinación del Instituto de Crédito Oficial y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi).

Scannapieco tiene etiqueta plenamente profesional y era actualmente vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI) desde 2007. Reemplaza a Fabrizio Romano, que llegó a presidir la CDP hace tres años de la mano del Movimiento Cinco Estrellas y que el Gobierno de Draghi no consideraba suficientemente profesional para el cargo. «Las nominaciones que se están haciendo son menos políticas que en el pasado. Necesitamos menos política y más competencia en las empresas para una mejor ejecución de los fondos europeos», afirma a este diario un portavoz del Ministerio de Economía y Hacienda -agrupa a ambas carteras- de Italia.

Scannapieco, doctor en Economía y máster en Harvard, trabajó con el propio Draghi en el pasado cuando este fue director general del Tesoro y fue consejero de diversas empresas antes de llegar al BEI. Ha sido nombrado para los próximos tres años con lo que el actual Gobierno tecnócrata italiano, que no tiene un calendario claro de finalización de mandato, está aprovechando para profesionalizar el sector público más allá probablemente de lo que permanezca Draghi en su actual puesto, al que llegó por un consenso puntual de diversos partidos para dotar de estabilidad a la tercera economía del euro en víspera de la recepción de los fondos europeos.

La CDP desempeñará precisamente un papel importante en la canalización de los fondos y es una nueva señal del Gobierno de que quiere profesionales en estructuras que tengan que ver con el dinero europeo para aprovecharlo mejor. El nombramiento de Scannapieco, comunicado el jueves por el Ministerio de Economía italiano, sigue al de Luigi Ferraris al frente del grupo ferroviario estatal FSI. Éste releva a Gianfranco Battisti, nombrado también hace tres años por el partido de Luigi di Maio. Ferraris era hasta ahora presidente del grupo Terna y ha sido director financiero de Enel, matriz de Endesa, y presidente de Enel Green Power entre otros cargos de su dilatada carrera empresarial.

Según informaba ayer Financial Times los consejos de administración de 74 empresas participadas por el Estado en Italia concluyen mandato en 2021 y de ellas al menos 15 están controladas directamente por el Ministerio de Economía. En el citado caso de Ferraris, ha sido nombrado de común acuerdo de este Departamento con el de Infraestructuras.

Según el citado portavoz consultado por este diario, en todos los procesos de selección se involucra a empresas cazatalentos. En los dos nombramientos mencionados ha intervenido la firma privada Key2people. «Esta implicación de cazatalentos no es una novedad de este Gobierno, pero sí está perfeccionando técnicamente el procedimiento para que haya menos política», describe.

El Mundo

Deja un comentario