¿Qué preocupaba al político alemán que se suicidó en plena crisis del coronavirus?

Thomas Schaefer

La muerte —investigada como suicidio— del ministro de Finanzas de Hesse, Thomas Schäfer, ha sacudido la región más rica de Alemania, donde late su corazón financiero e industrial.

La muerte en medio de la pandemia del coronavirus de Thomas Schäfer, ministro de Finanzas de la poderosa región alemana de Hesse, ha dejado muchas preguntas sin responder. Y el principal interrogante es cuál pudo ser el motivo que llevó al veterano político a suicidarse entre el viernes y el sábado pasados, tal y como barajan las autoridades del país.

¿Fue, como insinuó el primer ministro de la región, Volker Bouffier, debido a la presión y la “profunda preocupación” que sufría Schäfer durante la gestión de la crisis sanitaria del Covid-19? Alemania, con más de 62.000 contagios y 541 fallecidos registrados, es el quinto país del mundo con más casos confirmados, solo por detrás de EEUU, Italia, España y China. Y para mitigar el impacto que la enfermedad pueda tener en la población y en la salud de la economía alemana, el Bundestag (la Cámara Baja) aprobó la semana pasada un paquete de choque que incluía unos 750.000 millones de euros, lo que equivale a casi el 22% del PIB alemán y es el mayor desde la II Guerra Mundial.

Quién es el ministro

Thomas Schäfer tenía dos hijos y una década de experiencia como ministro de Finanzas en Hesse, uno de los 16 estados federados del país. En Hesse late el corazón económico de Alemania —la ciudad de Fráncfort—, y es donde se encuentran las sedes del Banco Central Europeo y las principales entidades financieras del país, como Deutsche Bank y el Commerzbank.

Pero ante las incertidumbres que suscita su muerte, lo único que ha dejado el político, según la prensa alemana, ha sido una nota que no ha sido revelada. La Fiscalía y la policía no han querido confirmar ninguna información sobre las razones que pudieron llevar a Schäfer a tomar esa decisión y tampoco se conoce ningún dato médico ni ningún testimonio de que pudiera padecer algún tipo de trastorno.

Sus compañeros y colaboradores cercanos no han querido especular al respecto, pero sí se sabe que el ministro, de la conservadora CDU, el partido de la canciller Angela Merkel, llevaba días dedicado en exclusiva a combatir la crisis generada por el Covid-19 en Hesse.

Solo el jefe del Gobierno de Hesse se pronunció e intentó arrojar un poco más de luz sobre las causas que llevaron a Schäfer a quitarse la vida y, en un mensaje grabado, insinuó que las “enormes expectativas de la población” con el Gobierno regional en esta crisis debieron sobrecargar al ministro, cuyo nombre había sonado incluso en ocasiones como su posible sucesor.

Schäfer se debía sentir “abrumado” por la preocupación de que las “enormes expectativas de la población” durante la crisis sanitaria no pudieran cumplirse, en particular la ayuda financiera“Obviamente, no pudo encontrar una salida. Estaba desesperado y nos dejó”, explicó Bouffier en el vídeo, visiblemente emocionado.

El cuerpo del ministro, de 54 años, fue encontrado en las vías de la línea ICE cerca de Hochheim en el distrito Main-Taunus alrededor de las 10:20 de la mañana del sábado, tal y como anunciaron el fiscal de Wiesbaden y la sede de la policía de West Hesse en un comunicado de prensa conjunto el sábado por la noche.

El Confidencial

Deja un comentario