Merkel y Macron presentan un ‘Plan de Recuperación’ valorado en €500.000M

Merkel Macron Plan UE

Merkel y Macron han presentado un ‘Plan de Recuperación’ de la UE de 500.0000 millones de euros, que va mucho más allá de la sola respuesta a la crisis económica y social europea.

El Plan de Berlín y París prevé unas subvenciones no reembolsables para los países de la UE más afectados por la crisis (España e Italia entre otros) de 500.000 millones de euros avalados de manera mutualizada en el marco de los Presupuestos de la UE con emisiones de deuda a muy largo plazo y para inversiones ‘concretas y definidas’ de los Estados que se beneficien de este fondo.

Inversiones en las que primarán la recuperación económica y social de los países más afectados y la defensa de las ‘soberanías’ europeas y nacionales en los campos de la Sanidad, la Industria (evitando intromisiones de capital ajeno a la UE) y la transición digital y ecológica.

Se trata de una apuesta política importante de Alemania y Francia en pos de reforzar la unión política de la UE con respuestas solidarias a los problemas presentes y con apuestas de presente y de futuro en ámbitos de soberanía y en sectores estratégicos.

Con esta decisión Merkel rompe su negativa a aceptar emisiones de deuda mutualizada de la UE y limita las subvenciones no reembolsables a dichos 500.000 millones de euros, frente a otras peticiones como la formulada por España de 1.500.000 de euros, sobre la que tendría que hacer propuestas la Comisión Europea y que desde luego ya no llegarán a esa cifra. Aunque a lo mejor amplían la oferta de Berlín y París con más ayudas financieras pero en ese caso créditos a devolver y con ciertas condiciones.

Y todo ello sabiendas que la Comisión tiene aprobadas ayudas al empleo por valor de 100.000 millones de euros, más los 240.000 millones de los fondos MEDE disponibles para el rescate de los países de la UE que lo soliciten y otros 200.000 del Banco Europeo de inversiones en créditos a empresas en dificultad.

Con lo que la UE ya tiene sobre la mesa de su respuesta a la crisis actual y a futuro un total de 1.040.000 millones de euros, a los que aún podría añadir otras propuestas la Comisión Europea. Y todo ello sin contar las ayudas del BCE a las emisiones de deuda de los Estados y a la liquidez de los bancos.

La propuesta de Merkel y Macron es una buena noticia para la UE por el compromiso solidario, estratégico, soberano y político de presente y de futuro que todo ello encierra. Una propuesta de la que España se podrá beneficiar financieramente siempre que cumpla los objetivos de los fondos y que cumpla sus compromisos con la UE.

Republica

Deja un comentario