El INE descubre 21.000 muertos por coronavirus que el Gobierno oculta

COVID ataudes muertos féretros

Entre el 2 de marzo y el 24 de mayo han muerto 143.200 personas en España, lo que supone un exceso de 48.000 con respecto a 2019.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha sacado a la luz la cantidad de muertes ignoradas por el Gobierno. Según el Ministerio de Sanidad, hasta este martes han fallecido en España por coronavirus 27.127 personas. El hecho de registrar en las cifras oficiales solo aquellas personas que han muerto en hospitales tras una prueba de detección previa deja en el olvido 21.000 muertes más.

Según se desprende de los datos del INE, el número real de víctimas del virus asciende hasta más de 48.000. Así lo ha publicado el Instituto a través de una estadística experimental con las muertes semanales de los últimos cinco años. Estas permiten tener una primera estimación oficial a partir de los datos de todos los registros civiles.

Entre el 2 de marzo y el 24 de mayo de 2020, han muerto en España 143.205 personas por causas de todo tipo. El año anterior, en las mismas fechas, habían muerto 95.099 personas. Esto crea un exceso de mortalidad por la Covid-19 del 67%.

El sistema de vigilancia de la mortalidad diaria (MoMo) hizo el mismo cálculo hace unos días en el que estimaba que las muertes provocadas por la Covid-19 eran 43.000 (5.000 menos que el INE). Aunque, ese cálculo ya apuntaba que carecía de algunos datos pendientes de notificar. Los datos de la Seguridad Social de caída de pensionistas en marzo y abril también arrojaban un exceso de entre 17.000 y 20.000 fallecidos.

La semana más letal causó un exceso de mortalidad del 155%

Ahora, el INE ha afinado todavía más el cálculo. Y eso aumenta la brecha entre los datos reconocidos por Sanidad y los que reflejan los estudios basados en datos estadísticos.

El Instituto utiliza “los datos actualizados de Inforeg, combinados con los datos históricos de la Estadística de Defunciones con el fin de estimar las defunciones ocurridas durante el brote de la Covid-19″.

Algo que no ha cambiado es la proporción de las muertes respecto a la población que entra en el estudio. En ambos casos, la mortalidad relativa se mantiene en el 67% de la población.

La peor semana en estos términos sigue siendo la del 30 de marzo al 5 de abril. En esos 7 días, se produjeron 20.500 muertes (la última estimación de MoMo las situaba en19.100). En los cuatro años anteriores, esta semana murieron de media unas 8.000 personas. Esto significa que el coronavirus causó un exceso de mortalidad del 155% en su semana más mortífera en España.

ED

Deja un comentario