Las pymes lideran la destrucción de empleo con un 83% de los despidos desde febrero

Cola de parados en el INEM

Desde que impactó la pandemia de la covid-19, en España han dejado de trabajar 325.590 asalariados, la mayoría de ellos empleados por empresas de menos de 50 trabajadores.

La pandemia ha destruido el puesto de trabajo de 325.590 asalariados en España desde el mes de febrero, de los que un 82,8% estaban empleados por pequeñas o medianas empresas de menos de 50 trabajadores.

Según los datos divulgados este martes por el Ministerio de Trabajo, a cierre de octubre hay en el país 13.849.675 trabajadores de empresas dadas de alta en la Seguridad Social, frente a los 14,17 millones que tenía el país a cierre de febrero. Del total de despidos que se han producido desde entonces, 269.365 corresponden a pymes de menos de 50 trabajadores.

Respecto a los niveles pre-covid, sólo las grandes empresas de 500 trabajadores han aumentado plantilla (+2,1%), mientras que todas las demás la han reducido: -4,97% las de 250 a 499 trabajadores; -4,32% las de 50 a 249; -5,75% las pymes de 10 a 49 trabajadores; y -3,1% de media las de menos de 10 empleados. Las medianas y grandes empresas son responsables sólo de un 17,2% de los despidos.

A día de hoy, las grandes compañías de más de 499 trabajadores emplean a un 34,6% de los asalariados en España; seguidas de las de 10 a 49 trabajadores, que dan empleo a un 20,7%; de las medianas de 50 a 249 trabajadores, con un 17,28% de los empleados; las de 3 a 5, con un 7,7%; las de 1 a 2, con un 6,7%, y las de 250 a 499, con un 6,3%.

Por comunidades, la mayor caída en el número de asalariados desde febrero se ha producido en Canarias (-6,13%), seguida de Baleares (-5,45%) y Andalucía (-4,66%). En el lado opuesto se encuentran Extremadura y Cantabria, las únicas que han aumentado el volumen de trabajadores asalariados (un 1,72% y un 0,88%, respectivamente).

España pierde 38.000 empresas, el 96% pymes

Parte de estos despidos que se han producido por la pandemia responden a la propia disolución de las empresas. Desde febrero, España ha perdido 37.991 compañías,de las que 36.572 (un 96,2%) son pymes de menos de 50 trabajadores y 1.419 son compañías de entre 50 y 500 empleados.

Las compañías familiares, de 1 y 2 trabajadores, son las que más dificultades han tenido para sobrevivir, lo que ha provocado el cierre de 13.734 de ellas. Han cerrado también 8.410 compañías de menos de 5 trabajadores, 5.915 empresas de entre 6 y 9 empleados, y 8.513 empresas de menos de 50.

Se han destruido empresas de todos los sectores, a excepción del aumento que se ha producido entre las que suministran energía; las de agua, saneamiento y gestión de residuos; y las de construcción.

Las mayores caídas en el número de empresas se han producido en actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (-6,8%); transporte y almacenamiento (-6,2% interanual); educación (-6,2%); y hostelería (-5,4%).

El número de empresas se ha reducido en todas las comunidades autónomas salvo en Baleares, donde han pasado de tener 38.071 empresas en febrero a 38.096 a cierre de octubre. Los mayores descensos en términos relativos desde febrero se han producido en Ceuta y Melilla (-7,6%), Canarias (-5,3%) y Andalucía (-4,8%).

Vozpopuli

Deja un comentario