Apagón estadístico: El Gobierno cancela 6 meses el indicador que sirve para prever crisis

Nadia Calviño Christine Lagarde

El Gobierno, y concretamente el Ministerio de Asuntos Económicos que dirige la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, ha realizado un «apagón estadístico» en los últimos seis meses, según las fuentes consultadas por este periódico.

Concretamente -y hasta el cierre de edición de este artículo- el Ministerio lleva desde el 31 de julio de 2020 sin publicar una actualización del Indicador Sintético de Actividad, a pesar de que el propio Instituto Nacional de Estadística (INE) explica que la periodicidad de la difusión es “mensual”.

Esta estadística que debe elaborar la dirección general de análisis macroeconómico, y concretamente la subdirección general de Previsiones Económicas, tiene la siguiente misión: la “obtención de un conjunto de herramientas útiles para el seguimiento coyuntural de la actividad económica, así como para realizar previsiones a corto plazo”, detalla el INE en su propia página web.

Dos decretos leyes (el Real Decreto 410/2016, de 31 de octubre, por el que se aprueba el Plan Estadístico Nacional 2017-2020 y el Real Decreto 308/2020, de 11 de febrero, por el que se aprueba el Programa anual 2020 del Plan Estadístico Nacional 2017-2020) incluyen la obligatoriedad de publicar los indicadores sintéticos de actividad, sobre todo porque el Estado tiene presupuestados 99.520 euros sólo para publicar esta estadística mensual entre 2017 y 2020, 25.660 euros sólo en 2020, en el año en el que se ha producido el apagón.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos consultadas por OKDIARIO explican que la ausencia de la estadística se debe a «un mero error en la carga informática de los datos». «Únicamente falta el tercer trimestre que acabamos de comprobar y mañana a primera hora estará cargado y por supuesto se mantiene el calendario de publicación», remachan.

Pero no es la primera vez que durante la pandemia el Gobierno retrasa la publicación del Indicador Sintético de Actividad (ISA), apagando de facto la estadística que servía a muchos analistas e inversores para conocer por adelantado cuál es el comportamiento real de la actividad, que en muchas ocasiones difiere del diagnóstico que hacen ante la opinión pública los dirigentes públicos. En el primer estado de alarma también lo hizo, como adelantó este periódico.

El ISA ha sido un indicador relevante para que los economistas evaluaran el pulso de la economía. Por ejemplo, en la crisis de 2008 el Indicador Sintético de Actividad era el que utilizaban los expertos para alertar del cambio de tendencia que iba a vivir la economía a pesar de que el Gobierno -entonces dirigido por José Luis Rodríguez Zapatero y por su vicepresidente económico, Pedro Solbes– negó durante meses la crisis que se avecinaba.

En abril de 2020, el Gobierno publicaba una nota en su página web en la que decía lo siguiente, tal y como avanzó OKDIARIO: «Pospone la publicación de los indicadores sintéticos del primer trimestre de 2020, prevista para el 24 de abril, debido a que acontecimientos excepcionales que provocan cambios rápidos e intensos en la situación económica, tal y como ocurre con la crisis derivada del Covid-19, no pueden ser recogidos en las previsiones de los indicadores parciales utilizados en la elaboración de los mismos».

Sin embargo, 46 días más tarde la ministra Nadia Calviño, y su director de análisis macroeconómico, Carlos Cuerpo, volvían a recuperar el Indicador Sintético de Actividad tras la publicación de OKDIARIO. Lo más llamativo es que desde hace seis meses, y sin realizar ya ningún aviso explícito en la web del Ministerio donde se recopilan las cifras macroeconómicas, han vuelto a cancelar la publicación de esta estadística sine die y sin nuevo aviso.

Sólo hay que ver que todos los demás indicadores sí que se han estado actualizando con normalidad y este es el único que no, justo el que sirve para poder contrastar -desmentir o confirmar- si el Gobierno ha elaborado sus Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 con previsiones realistas o si sus declaraciones públicas se corresponden con la realidad.

Por ejemplo, la ministra Nadia Calviño y el titular de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, han afirmado que la economía seguirá en recuperación en el cuarto trimestre pero muchos analistas afirman lo contrario. Estas afirmaciones de Escrivá y Calviño no se pueden contrastar con cifras del propio Ejecutivo sino que hay que irse a analistas privados o a organismos públicos independientes como la AiREF o el Banco de España.

También es muy llamativo, por ejemplo, que otros organismos sí que están realizando sus previsiones económicas con normalidad y de forma regular. Por ejemplo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AiREF), que cuenta incluso con mucho menos personal que el departamento encargado en el Ministerio de Asuntos Macroeconómicos de las previsiones nacionales.

En la AiREF en la división de análisis económico cuenta con 10 funcionarios, 5 asignados en el área de previsiones macroeconómicas y otros 5 e el área de endeudamiento. En total, 10 personas. En cambio, en el área de la dirección general de Análisis Macroeconómico hay 42 funcionarios asignados (41 más el director general), según los últimos datos -de 2018- actualizados en el Portal de Transparencia del Ejecutivo. De hecho, 5 tendrían el nivel de vocal asesor, lo que implica el salario más alto. Según las fuentes consultadas, es un número muy elevado de altos cargos de máximo nivel.

Si el Ministerio de Asuntos Económicos decía en abril que no se publicaban las estadísticas por los «cambios rápidos e intensos en la situación económica», la Airef, por ejemplo, sí que ha ido publicando puntualmente el MIPRED, que mide el PIB en tiempo real. En la actualidad el Ministerio explica que la no publicación de la estadística del ISA se debe a un «error» en la carga de los datos a la web del ministerio.

Otra fuentes consultadas por OKDIARIO apuntan que este apagón estadístico es extraño que coincida justo con el momento en el que se comenzaron a diseñar los Presupuestos Generales del Estado para 2021, anulando la publicidad de un indicador que podía servir -mes tras mes- para contrastar las previsiones incluidas en las cifras oficiales.

Para mostrar como el Indicador Sintético de Actividad está completamente desactualizado sólo hay que mirar que únicamente se ha difundido hasta la fecha el dato del segundo trimestre, que mostraba una caída del 19,3%, y que contrasta con la caída real del PIB que reflejó el propio INE (del 21,6% en términos interanuales). En cambio, el INE sí que haya avanzado ya -cumpliendo con el calendario previsto- cuánto cayó la economía en su Contabilidad Nacional Trimestral entre julio y septiembre (un 9% anual).

Mientras tanto, el ISA ha estado desaparecido varios meses en combate, un indicador que no han podido consultar los expertos y economistas pero que sí ha estado a disposición de los altos cargos del Ministerio de Asuntos Económicos.

OkDiario

Deja un comentario