El 60% de los estadounidenses no tienen dinero suficiente para afrontar una emergencia

US poverty

El estado precario de los estadounidenses ha ido al alza por la pandemia, esto ha minado la capacidad del ahorro.

Menos de 4 de cada 10 estadounidenses tienen suficiente dinero reservado para cubrir un gasto inesperado de $1,000 dólares, como una emergencia médica o atender temas ralacionados con la reparación de un automóvil, de acuerdo con una encuesta.

La encuesta nacional, realizada en diciembre por Bankrate y publicada hoy, ilustra la inseguridad económica generalizada tras la pandemia de la Covid-19, que ha magnificado un fuerte aumento de la desigualdad en las últimas 40 décadas.

El proveedor de asesoramiento financiero para consumidores descubrió que sólo el 39% de los encuestados podría pagar una factura sorpresa por ese monto, mientras que otro 38% tendría que recurrir al uso de tarjetas de crédito, préstamos familiares u otros medios.

Bankrate destacó que el estado precario de los ahorros de emergencia de los estadounidenses se ha visto afectado por la pandemia, ya que muchos ciudadanos necesitan pedir prestado para cubrir un gasto no planificado que esté en un rango de $1,000 dólares en adelante a diferencia de aquellos que pueden pagarlo con sus ahorros.

El aumento del desempleo causado por los cierres de empresas el año pasado ha obligado a muchos ciudadanos a usar sus escasos ahorros. El alza en los contagios de la Covid-19, provocó que restaurantes y bares cerraran, provocando una caída en las contrataciones en diciembre.

El 18% de los encuestados dijeron que, en caso de ser necesario, financiarían un gasto de $1,000 dólares con una tarjeta de crédito y lo pagarían con el tiempo, mientras que el 12% pediría prestado a familiares o amigos. Otro 8% dijo que pediría un préstamo personal.

Pese al sombrío escenario, los encargados de la política económica de la Reserva Federal, creen que habrá una recuperación en la segunda mitad del año una vez que la vacuna Covid-19 se distribuya ampliamente.

Los estadounidenses, al parecer, comparten ese optimismo, según Bankrate. El 44% dijo que espera que sus finanzas mejoren en 2021, en comparación con el 14% que espera que empeore. En tanto el 40% dijo que espera que sus finanzas se mantengan más o menos iguales.

La Opinión

Deja un comentario