La pandemia devora más de 111.000 empresas en un año, el 99% de ellas pymes

Hotel cerrado

Al menos, siete de cada diez nuevos parados ‘Covid’ proceden del sector Servicios.

A pesar de que medidas como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) han atenuado el impacto de la crisis, la pandemia de Covid ha arrasado con el mercado laboral y empresarial español. Desde que se inició la pandemia, hace ya un año, se han perdido unas 111.000 empresas.

De ellas, más de 110.000, un 99% del total, eran pequeñas y medianas empresas (pymes) que no superaban los 100 trabajadores. Así lo indican los últimos datos de la Seguridad Social sobre empresas con trabajadores con cotización del régimen general, que permiten comparar la situación del tejido productivo español en el cierre de febrero de 2020 con la situación que había a cierre de febrero de 2021.

De hecho, la mayor parte de la destrucción se ha concentrado en las empresas de 50 trabajadores o menos. En este caso, las empresas destruidas en 12 meses suman 109.000, el 98% del total.

En cambio, un curioso fenómeno se observa en el caso de las empresas de más 500 empleados. Es decir, las grandes empresas. Hay más ahora que antes de la pandemia. Han pasado de 2.361 a 2.423.

En total, han sobrevivido a la pandemia 1.370.571 empresas, un 7,4% menos que hace un año.

Parados ‘covid’

La Covid también ha laminado las cifras de empleo. Los ERTE han logrado contener los despidos (a pesar de que cada vez son menos eficaces), pero aun así las cifras son elevadas. De hecho, entre marzo de 2020 y este año el número de parados ha crecido un 11%.

Es decir, que hay 401.000 desempleados más causados por la pandemia, y la amplia mayoría provienen de sectores como la hostelería o el comercio. De hecho, al menos siete de cada diez nuevos parados ‘Covid’ proceden del sector Servicios.

Esto ha llevado a que en el mes de febrero España superara la barrera psicológica de los cuatro millones de parados. Sin embargo, marzo ha salido al rescate. A pesar de los malos augurios que dio a conocer la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, el mercado laboral mejoró tanto en parados como cotizantes.

Respecto a febrero, el mes pasado se cerró con una reducción del paro de 59.149 personas, quedando la cifra total de desempleados por debajo de los cuatro millones de personas. Este descenso mensual del paro ha supuesto el mayor desde 2015, y en términos relativos una reducción del 1,48%.

En este fenómeno, las contrataciones previas para la actividad de sectores como la hostelería en Semana Santa y el levantamiento de determinadas restricciones han sido claves, a pesar de que se han mantenido los confinamientos perimetrales autonómicos.

La mejora de empleo fue generalizada. La única región en la que el paro aumentó en marzo fue País Vasco. En el resto descendió, particularmente en Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña.

Con todo, cabe recordar que las cifras de paro generadas por la pandemia seguían siendo abrumadoras. El número de desempleados ha aumentado respecto a marzo de 2020 en más de 401.000 personas, un 11,3% más.

También mejoraron los datos de la Seguridad Social. Marzo registró 18.920.902 afiliados de media. Esta cifra supone 70.790 cotizantes más con respecto a la media de febrero (0,38%).

Por sectores, en marzo contabilizaron más ocupados, entre otros, Hostelería, con un 3,29% y 31.421 afiliados más; Actividades Artísticas y de Entretenimiento, que sumó 4.231 trabajadores (1,88%); y Construcción (1,84%), con 15.767 más.

Los sectores que más perdieron fueron Actividades Financieras y de Seguros, que registró 2.067 trabajadores menos (un 0,65% menos), y Actividades Administrativas y Auxiliares (-0,43%), con 5.495 trabajadores menos.

Por otro lado, y respecto a los expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE), a 31 de marzo de 2021 había 743.628 personas protegidas por estos instrumentos. Esto supone un descenso de 115.913 personas respecto al cierre de febrero.

De media en marzo, ha habido 779.562 personas en ERTE, según Seguridad Social. El número de trabajadores en ERTE supone el 5,19% de los afiliados del Régimen General (sin sistemas especiales) con una “gran concentración sectorial”.

En términos absolutos, el mayor número de trabajadores acogidos a esta fórmula de protección corresponde a Servicios de comidas y bebidas con 243.595 personas, que suponen casi el 30% del total de los afiliados en este sector.

Invertia

Deja un comentario