Arranca Madrid Nuevo Norte buscando movilizar €20.000M

Madrid Nuevo Norte

Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de la capital, Adif y Distrito Castellana Norte (DCN) firman el convenio que permite arrancar con las obras.

La Operación Chamartín, después de casi tres décadas desde que se ideó, puede arrancar. Este martes, la promotora Distrito Castellana Norte, principal impulsora del desarrollo urbanístico, ha firmado el llamado convenio marco con la Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de la capital y el administrador ferroviario Adif, lo que permite comenzar con las obras de infraestructuras y urbanización, un acuerdo avanzado por Cinco Días el pasado mes.

Se trata del último paso que permitirá a la empresa promotora comprar al administrador ferroviario los terrenos por 1.245 millones de euros, sobre los que en la actualidad tiene una opción de compra. Inmediatamente después podrá comenzar con el proceso de urbanización.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, aseguró en el acto de firma del convenio que este proyecto podría movilizar hasta 20.000 millones de euros de inversión. Está previsto que el capital privado para levantar el desarrollo pueda superar los 5.000 millones de coste, además de las infraestructuras públicas. En la documentación presentada en 2018 sobre el proyecto, por la entonces alcaldesa Manuela Carmena, se recogía que el precio total de venta de viviendas y terciario (oficinas y locales comerciales) alcanzará los 13.198 millones.

Para Díaz Ayuso, la Operación Chamartín debe ser “el retrato de una España que deslumbra al mundo gracias al empuje de Madrid”, ya que calificó a este desarrollo urbanístico como el más importante del sur de Europa. Igualmente, la presidenta regional calculó que esta inversión conllevará la creación de 300.000 puestos de trabajo y resaltó la importancia del futuro Centro de Negocios Chamartín (la futura city de edificios de oficinas de la capital) para atraer empresas.

El documento ratificado este martes es el convenio de infraestructuras que recoge las actuaciones que las Administraciones y DCN deben acometer en distintos aspectos como la estación de Chamartín, las vías, en materia de transporte respecto al metro, cercanías, la canalización de aguas del Canal de Isabel II o las carreteras, entre otros.

Igualmente, ayuntamiento, Comunidad de Madrid, DCN y Adif han acordado crear una comisión técnica de seguimiento, en la que estarán representadas las cuatro partes para vigilar el correcto avance de las infraestructuras y de que se cumplen las respectivas obligaciones.

“Superamos uno de los hitos más importantes. Hoy se cierra definitivamente la fase de planeamiento del proyecto y entramos la de gestión urbanística, previa al inicio de las obras, un logro que no se había alcanzado en la larga historia de esta actuación”, avanzó Álvaro Aresti, presidente de DCN. Este proyecto se ideó en 1993, ha sufrido todo tipo de vaivenes políticos y de crisis económicas, pero en la pasada legislatura Carmena dejó acordado por unanimidad política el desarrollo, que ya el año pasado recibió el visto bueno definitivo a la modificación del plan urbanístico por parte de la Comunidad de Madrid.

“Ya podemos trabajar en los terrenos de Madrid Nuevo Norte”, aseveró, a su vez, José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid. “Este convenio marca las obligaciones que asumimos cada uno”, agregó y se felicitó que en este caso, todas las Administraciones (Gobierno central, regional y municipal) hayan avanzado rápido.

Por su parte, Isabel Pardo de Vera, presidenta de la empresa pública Adif, recordó que el objetivo de la operación es transformar el paisaje urbano para el bien de los ciudadanos, cerrando la brecha de las vías ferroviarias al norte de la ciudad. También resaltó que el convenio permite comenzar con la transformación de la Estación de Chamartín-Clara Campoamor, que será “el corazón de Madrid Nuevo Norte”, según sus palabras. Esta nueva infraestructura, que será punto neurálgico para el AVE, está conectada por el nuevo túnel de alta capacidad con la estación de Atocha.

Dinero para Adif

El promotor pagará a Adif 984 millones más 261 millones de intereses en 20 años, según el pacto alcanzado por las dos partes. De hecho, de forma casi inmediata DCN desembolsará los 216 millones del primer pago en un calendario que se extenderá de esta forma hasta 2041.

Con estos recursos, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y Adif podrán asumir parte del coste de la reforma de la estación de Chamartín-Clara Campoamor, una obra que puede alcanzar los 1.000 millones de inversión y para la que en la actualidad se ha convocado un concurso internacional de arquitectura.

El convenio también permite en avanzar en la constitución de las juntas de compensación (agrupación de los dueños del suelo) de los tres ámbitos en los que se divide Madrid Nuevo Norte, unos órganos que son los que se encargarán de gestionar la urbanización. A finales de junio ya se constituyó la comisión gestora previa a la junta de Centro de Negocios Chamartín. Igualmente, se deberán constituir los de Las Tablas Oeste y Malmea-San Roque-Tres Olivos.

La actuación comprende 2,36 millones de m2 de suelo con una edificabilidad de 1,05 millones de m2 residenciales y 1,61 millones de m2 terciarios y usos mixtos.

En el nuevo barrio se levantarán 10.400 viviendas, de las que el 20% serán de protección pública. Se prevé una cifra de inversión en urbanización e infraestructuras que supere los 5.000 millones. Además, se construirá la que será la city de oficinas de Madrid junto a la estación.

El proyecto lleva aparejado, además de la reforma de la estación, el gran cubrimiento de las vías, la construcción de un intercambiador de transportes conectado a Chamartín, tres nuevas paradas de metro y una estación adicional de cercanías en el distrito de Fuencarral, así como de ampliación de los nudos Norte y Fuencarral de carreteras.

5Días

Deja un comentario