El Tribunal Constitucional alemán declara parcialmente inconstitucional la compra de bonos del BCE

Da al órgano tres meses para explicar que las adquisiciones son necesarias o el Bundesbank deberá interrumpir las operaciones.

El Tribunal Constitucional (TC) de Alemania declaró este martes parcialmente contrario a la Constitución del país el programa del compra de bonos de deuda del Banco Central Europeo (BCE) puesto en marcha en 2015.

Según el presidente del TC, Andreas Voßkuhle, con el programa, el BCE rebasó sus competencias sin hacer consideraciones acerca de la proporcionalidad de la medida como herramienta para subir el índice de inflación a cerca del 2%.

El TC, sin embargo, le proporcionó al BCE un plazo de tres meses para explicar que las medidas son adecuadas y proporcionales para que el Bundesbank alemán pueda seguir participando en el programa de compra de bonos.

La sentencia, sin embargo, no afecta el actual programa relacionado con la crisis del coronavirus.

Por otra parte, el TC rechazó la parte de la demanda que consideraba que con el programa de compra de bonos se violaba la prohibición de que el BCE financie a los estados miembros de la UE.

A partir de marzo de 2015, el BCE compró bonos de deuda soberana por valor de 2,6 billones de euros.

En la actual crisis del coronavirus el BCE ha ampliado el programa de compra de bonos pero esto último, según Voßkuhle, no resulta afectado por la sentencia.

República

¡No les des dinero a los españoles y los italianos!

“¡No les des dinero a españoles e italianos”. Con esta frase, digna de cualquier conversación entre amigos, se ha desatado la polémica respecto al Gobierno de Países Bajos. “No, no, no”, fue la respuesta de su primer ministro, Mark Rutte, con las negociaciones abiertas en el Consejo Europeo para abordar el acceso a un fondo de reconstrucción tras la crisis del coronavirus.

En una visita a una fábrica, Rutte mantuvo esta conversación con algunos trabajadores, y de esta forma deja clara su postura en las conversaciones de los 27. Está previsto que el fondo quede dotado con unos dos billones de euros, pero las diferencias entre países se dan en cómo se forma esa ayuda. El conflicto se da entre norte y sur, y el bloqueo se da por parte del Gobierno neerlandés. Se necesita unanimidad y España, Francia e Italia defienden que el acceso al fondo sea a partir de transferencias, más en concreto con bonos perpetuos con cargo al presupuesto de la UE. De esta forma, solo habría que devolver los intereses.

En cambio, Países Bajos se niega: “No quieren asumir la deuda de los demás”. Así, Mark Rutte considera que se tienen que dar préstamos, algo positivo para los suyos pero muy negativo para los Estados miembros más afectados por la pandemia. Si las partidas se dan a partir de préstamos, el endeudamiento se disparará entre quienes más dinero soliciten. España está en ese grupo. “No podemos permitir que no se haga a partir de transferencias”, defiende el Gobierno de Pedro Sánchez, que está en el foco de la sociedad neerlandesa, visto lo visto.

La polémica de este miércoles solo confirma la tendencia de Rutte en las últimas semanas. Algunas fuentes aseguran que se le podría dar “un aviso” desde el punto de vista diplomático por este hecho. “Va contra los valores de la UE, y está poniendo a España e Italia en el disparadero”. Se trata de un asunto, añaden, que forma parte de las negociaciones en el marco de la Unión, y al fin y al cabo “es importante saber ceder”.

Deja un comentario