Comercio persianana cerrada

Posted On 2020-05-29 By In Economía, Slider With 27 Views

El comercio minorista se hundió en abril a mínimos del año 2000

El 46% de los negocios minoristas permanecieron cerrados en el primer mes completo de estado de alarma.

El efecto del coronavirus sigue hundiendo la economía a los peores registros históricos. En el pasado abril, el primer mes completo de estado de alarma, las ventas del comercio minorista se desplomaron un 31,5% por el cierre de establecimientos. Esta supone la mayor caída de los últimos 20 años y se suma a la registrada en el mes anterior.

Según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en abril s eprodujo una situación “inédita” ya que el 46% de los negocios minoristas estuvieron cerrados y solo pudieron vender de forma online; la primera vez, aclara el INE, que ocurre algo así.

Respecto a marzo, todos los negocios han registrado descensos, siendo el mayor el de las ventas de bienes de equipo personal -ropa y calzado- del 60,1%. La alimentación, por su parte, ha acumulado el mayor volumen de las ventas a pesar de haber descendido un 8,6% durante el abril debido, especialmente, a la situación de confinamiento que ha tenido a la población en sus domicilios durante más de un mes.

Durante el estado de alarma, la mayoría de los consumidores españoles ha optado por hacer sus compras en grandes cadenas, que pierden un 9,1%, y grandes superficies, que ganan un 6,1% en el acumulado del año. Por su parte, la actividad de las empresas unilocalizadas y las pequeñas cadenas ha caído un 16,9% y un 8,2% respectivamente.

Esta situación también ha propiciado que haya crecido el comercio al por menor por internet, con un crecimiento del 52,9% respecto a abril del año pasado.

Canarias, Baleares y Andalucía, los mayores descensos

Las ventas bajaron en tasa anual en todas las comunidades autónomas, con los mayores descensos registrados en Canarias (39,7%), Baleares (39%) y Andalucía (34%) frente a los menores, que se dieron en Galicia (23,4%), Castilla-La Mancha (26,2%) y País Vasco (27,2%). Ceuta y Melilla, por su parte, presentaron las mayores caídas de todo el territorio nacional, 40,6% y 49,1% respectivamente.

El INE indica en otro apartado que Madrid y País Vasco acumulan los mayores incrementos del año en productos de alimentación; algo que explica porque los ciudadanos han permanecido en sus domicilios en las vacaciones de Semana Santa debido al confinamiento.

ED

Deja un comentario