Los agricultores denuncian robos en sus huertos durante los paseos de la desescalada

Cebollas

El Covid ha disparado la tradicional querencia española por lo ajeno. “Puede parecer que robar cuatro cebollas no arruina a nadie, pero la repetición este hurto diario supone pérdidas”, denuncian.

Huir de la aglomeración, buscar algo de naturaleza y, de paso, volver a casa del paseo diario con verdura fresca. Los agricultores valencianos están denunciado los robos y los destrozos en sus huertos durante esta primera semana de desescalada. Patatas, cebollas, calabazas, chufa… los cultivos de temporada están siendo los más expoliados por parte de las personas que eligen pasear por la huerta valenciana al atardecer. “Puede parecer que robar cuatro cebollas o arrancar una mata de patatas no arruinará al agricultor, pero hay que pensar en las pérdidas sufridas a la larga que supone la repetición de esos pequeños hurtos a diario, más los desperfectos que puedan ocasionarse al entrar a la parcela”, denuncia el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado.

Los agricultores están sufriendo ya problemas de comercialización de su productos por el estado de alarma y ahora se encuentran con robos en las hileras más cercanas a los caminos “incluso pisadas y destrozos” en los caballones causados por personas o animales domésticos.

No se respeta la propiedad privada

“Los campos que hay al lado de la ciudad son una propiedad privada que todos debemos respetar”, insiste Aguado. Las normas que se han de cumplir han sido difundidas por el Consell Agrari Municipal de Valencia y son claras. No está permitido llevar animales sueltos y no recoger sus excrementos, tampoco entrar a los campos y salirse de las sendas; ni coger productos agrarios sin el permiso explícito y por escrito del propietario ni depositar de cualquier tipo de desechos no relacionados con la explotación agrícola.

“La Ley de la Huerta no ha servido para mejorar las condiciones de los agricultores que preservan ese paisaje periurbano. Por el momento, la normativa únicamente ha impuesto obligaciones, restricciones y limitaciones a los productores”, insiste el presidente de AVA-Asaja, que pide más vigilancia en los caminos de huerta durante el horario permitido de paseos y ejercicio.

El Mundo

Deja un comentario